Facebook Twitter Google +1     Admin

"LOS DÍAS DEL ARCO-IRIS"

20121203112716-los-dias-del-arcoiris.jpg

"Nico ha visto cómo se llevaban a su padre (profesor de filosofía) delante de toda la clase y sabe que tiene que hacer dos llamadas y esperar. Lo llamaban el plan Baroco. Su enamorada, Patricia Bettini, hija de un conocido publicista, le acompaña y, sin apenas darse cuenta, impulsa a su padre a escuchar las voces de la gente y participar en una auténtica rebelión. Juntos y con un acto imaginativo, lleno de humor, abren el camino a la libertad". 

La penúltima novela de Antonio Skármeta (Antofagasta, Chile, 1940) resulta tan entrañable como la foto de autor que aparece en las solapas de sus libros.  En ellas se asemeja a un payaso vocacional y noble viajado de feria en feria, y es su ternura la que consigue convertir sus historias en narraciones inolvidables para ser transmitidas generacionalmente, y que no se pierdan.

"Los Días del Arco-Iris" (Premio Planeta-Casa de América 2011) recuerda un poco a "Kamtchatka" (película española-argentina, 2001, dirigida por Marcelo Piñeyro y protagonizada por Ricardo Darín y Cecilia Roth) y al resto de historias basadas en el pánico y la miseria que provocan las dictaduras, en este caso la del General Pinochet.  La novela rinde homenaje a los que resistieron sin rendirse, a la memoria colectiva, tan necesaria en cualquier lugar, a la creatividad, al compromiso, fundamentalmente a la libertad, que germinó, que germina imparable, a pesar de los pesares, por su condición natural.  Ya digo que no es una bandera, sino una fábula encantadora sobre el cauce de los tiempos, sobre tendernos la mano y tratar de cambiar las cosas sin grandes elocuencias ni actos magnánimos, desde el interior de cada uno.

Considero esta lectura más favorable para nuestros estudiantes de bachillerato (con sus correspondientes foros de discusión posterior) que otras de obligado cumplimiento que no provocarán, ni de lejos, avidez lectora.  Esta narración otorga pensamiento crítico aunque no quieras, hay que posicionarse, colocarse en el lugar del otro, comprender que no hay fronteras, que nos unen más cosas, muchas más, de las que nos separan, porque "Los Días del Arco-Iris", pasa, con sus elegantes puntas de bailarina, sobre bastantes aspectos cotidianos de nuestra sociedad que nos cambiarán de lugar y hasta de estómago.

Álvaro Pombo estaba en el jurado que otorgo el Premio a la obra definiéndola como un acto de reconciliación y una gesta colectiva emocionante.  No puedo estar más de acuerdo, sus personajes enamoran, como lo hicieron en la ya mítica "El cartero de Neruda", 1985 (reconocida como una de las mejores novelas del siglo XX, de la que existen más de cien versiones en el mundo) o en "El baile de la Victoria", 2003 (Skármeta colaboró con Fernando Trueba en el guión de la posterior película).

El título proviene de una canción de Nicola Di Bari (ganador del festival de San Remo en 1971 y 1972, el de "La piú bella del mondo"):

Eran los dias de un 
lindo arcoiris 
se iba el invierno 
volvia el sereno, 
brillaban tus ojos 
de luna y estrellas 
mientras una mano 
rozaba tu piel

 

Buena Lectura: http://www.slideshare.net/marioyo/skarmeta-antonio-los-dias-del-arco-iris

 

03/12/2012 11:27 Puri Novella Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris