Facebook Twitter Google +1     Admin

"CUANDO APARECEN LOS HOMBRES"

20170403225844-cuando-aparecen-los-hombres-e1487164592643.jpg

La última novela de la bilbaína Marian Izaguirre es una obra minuciosa que contiene dentro todos los tiempos y a través de los tiempos. Una caja de latón con unas cartas que pautan, aún sin querer, el destino de quien las lee, dos mujeres solas, aún sin querer estarlo, el mar, la torre de los relojes, norte, este, puntos geográficos recreados estratégicamente, visuales, presenciales casi... La autora no deja nada al azar, no roza nunca lo superfluo, no duda. Tiene claro lo que quiere contar y cómo quiere hacerlo, conoce la importancia del detalle, los ingredientes exactos, es elegante, es sibarita, sueña. Una creadora culta que sabe contar despacio y domina el ritmo.

Las tramas de Marian Izaguirre envuelven, conectan siempre con una emoción, con un recuerdo y con la belleza, que a nadie deja indiferente.

Yo padecí un Síndrome de Estocolmo importante tras terminar lo que, para mí, es una de las mejores novela de la década "La vida cuando era nuestra" (2013), también una historia generacional en la que sólo el amor, cómo relata la canción de Silvio Rodríguez, alumbra lo que perdura. Cotizaban además al alza factores cómo una vieja librería, el Madrid de posguerra, la identidad de las protagonistas... en fin, que acertó de pleno en mi diana literaria.

Por eso, por todo lo que yo pude sentir con aquella historia, me declaro incondicional de Marian Izaguirre, y porque yo nunca seré capaz de escribir una de sus historias, esbeltas, elegantes como un zapato de salón atado al tobillo, con su dosis pequeña, nítida, de melancolía, y ese tamaño enorme, coral, inabarcable, germinado en lo sencillo.

A pesar de todo "Cuando aparecen los hombres" no es "La vida cuando era nuestra" ni pretende serlo, claro, aunque yo eche de menos para siempre su reminiscencia. Tiene magia, y luz, pero no la suficiente cómo para convertirla en inolvidable. Eso lo digo yo desde mis pasiones, así que no hay que tenerlo muy en cuenta.

"Cuando aparecen los hombres" contiene dolor, pasado y secretos, todos ellos sin resolver. Contiene todos los ingredientes que nos marcan la vida.

Y está muy bien escrita, con la estudiada elegancia que identifica a la autora, lo cual es muy de agradecer.

Una historia que no puede, ni debe, pasar desapercibida.

03/04/2017 22:58 Puri Novella Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris