Facebook Twitter Google +1     Admin

"TODO ESTO TE DARÉ"

20170529105336-descarga.jpg

Tengo tres amigas. Tres mujeres estupendas, distintas, grandes lectoras, a las que Dolores Redondo (San Sebastián, 1969) cautivó fundamentalmente con su trilogía del Baztán, obra traducida en quince idiomas y de la que se ha vendido cerca del millón de copias.

Mis amigas me conocen, saben de mis manías. Me apabullan los superventas, todo lo que se cataloga rápido y se vende aún más rápido, las "modas" literarias, las tendencias, los premios... sobre todo en este país nuestro en el que encumbramos a la misma rapidez con la que decapitamos.

Por ese escrúpulo sin fundamento y porque, quien bien te quiere te obsequia con lo que considera un hallazgo, una de ellas, Alicia, decidió regalarme: "Todo esto te daré", premio planeta 2016 y obra de la escritora vasca, una de las más prolíficas de los últimos tiempos, cuyos argumentos, con fuerte trama policíaca y cinematográfica ya se están viendo adaptados para la gran pantalla.

Reconozco que comencé la lectura emulando un verso del gran poeta Ángel González (Oviedo, 1925-Madrid, 2008): "Sin esperanza, con convencimiento"... el principio me resultó lleno de tópicos y llegar a la página cien un reto importante.

Después la autora tiene una velocidad narrativa y un desarrollo argumental veloces, cuenta lo que quiere y cómo quiere con una facilidad asombrosa, la de las niñas y niños que han escrito y leído mucho, buscando libertad, diversión, identidad o todo junto.  Muestra pericia, habilidad, dominio de un hilo conductor que, teñido lo justo de novela negra, te conduce hasta el momento exacto, el personaje justo, el final apoteósico.

Me ha recordado mucho a Ágatha Christie y he jugado a buscar al asesino entre todas las suposiciones.

Creo que Dolores Redondo ha cumplido sus promesas de autora incipiente. Se ha consolidado, no me extraña, escribir tanto en tan poco tiempo define su condición de abeja reina que encuentra su lugar y es capaz de mantenerlo.

El público le pide entretenimiento a un libro de seiscientas páginas y aquí lo hay por doquier.  Para leerlo hay que dejarse llevar y yo soy un poco rocosa y resistente al cambio.

La literatura debe hacerse cada vez más grande, ampliarse para cubrir el cielo de muchas lectoras y lectores.

Dolores Redondo ha sabido conquistar y aprovechar su momento.

Enhorabuena.

 

29/05/2017 10:53 Puri Novella Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris