Facebook Twitter Google +1     Admin

"A VECES LA BOCA NO TIENE DUEÑO"

20140204112133-5m.jpg

Se pierde la memoria de los olores,

la geografía concreta de un espacio,

el hueco de un abrazo…

 

El olvido es tan necesario para continuar

como el recuerdo.

 

Ajeno a nuestra voluntad

emborrona despacio los números,

hasta provocarnos la duda

sobre su existencia.

 

¿Fuimos nosotros?

Los que nos miramos a los ojos

guardando en bolsillos enajenados

todo el tiempo del mundo,

los que dijimos

Siempre,

Nunca,

Suerte,

Destino,

Adiós…

 

A veces la boca no tiene dueño,

persigue estela de forajida.

 

Se aprende demasiado tarde

que nada es tan importante como parece,

nada es tan eterno

ni tan sólido.

 

Todo se aprende demasiado tarde.

 

Y mientras,

el simulacro de vida

no nos cubre los pies fríos

de miedo,

el cuerpo menudo que abre la puerta

de una casa vacía,

sin promesas,

ni segundas oportunidades,

no nos protege de nosotros mismos.

 

Otros recuerdos

se abren paso a empujones,

sobrevivir en la memoria

no ha de ser tarea fácil,

al final

lo más invisible,

lo insospechado,

crece de la nada

con la omnipresencia

de los finales tristes.

04/02/2014 11:21 Puri Novella Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris