Facebook Twitter Google +1     Admin

"CASI NUNCA CAMBIAMOS"

20150409175930-matices.jpg

"Si he perdido la vida, el tiempo, todo
lo que tiré, como un anillo, al agua,
si he perdido la voz en la maleza,
me queda la palabra". ("En principio"-Blas De Otero)


Se trata de un matiz.

A veces es sólo eso.

La luz al caer la tarde,

una imagen sin sonido,

la forma de entrar en casa…

No me cabe duda.

La vida

se sostiene en lo pequeño.

El vapor

condensado en el espejo,

una música

que se escapa por la ventana,

que no es tuya y que no te gusta,

pero que se cuela por una rendija

y subsiste adherida al recuerdo

de las cosas que,

sin saber porqué,

se repiten.

Casi nunca cambiamos.

Son los matices

quienes nos modifican,

un poso de melancolía

en una palabra cualquiera,

un segundo impreciso,

de esos que llenan de piedras pequeñas

los márgenes del tiempo.

Crecer es necesitar

arena en los bolsillos,

un equipaje ligero

compuesto de nombres,

de canciones,

de inviernos.

El sabor del café,

los abrazos cálidos,

algunos libros,

algunos versos,

calcetines

y silencios…

Matices  que te identifican

rozándote el hombro,

confirman que estás vivo,

prueba superada,

estás vivo,

porque alguien te piensa,

porque alguien te está mirando,

porque hay quien te espera

y la luz es distinta cada día,

un lunes no se parece

a ningún otro

ni tu boca es una trampa.

Sólo queda decir la verdad.

Ofrecerla como un animal herido…

Palabra es sinónimo de libertad.

09/04/2015 17:59 Puri Novella Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris