Facebook Twitter Google +1     Admin

"VIEJO CABARET"

20130118200001-imagescaxziugw.jpg

"Es sin duda el momento de pensar

que el hecho de estar vivo exige algo"

 ("Arte Poética"-Jaime Gil de Biedma)

 

 

Siempre es verano

en los rincones perennes

del pasado.

 

Un verano amable

teñido de amapolas,

girasoles y avenidas,

con exceso de tiempo,

márgenes y deudas.

 

Un lugar

que no se parece a ningún otro,

que no espera

ni sirve de consuelo.

 

Lo peor del verano

es que no puede ser.

Los días largos

fallecen

como se extingue

la arena de la playa

pegada en los zapatos.

 

Después el frío,

el silencio de los teléfonos,

el silencio de los salones,

el silencio sin arco-iris

de las piscinas vacías,

de los kilómetros recorridos,

de la ausencia.

 

Nos convertimos en algo

que no se parece a lo que fuimos

y que procura no tener memoria.

 

En la memoria siempre hace frío.

Los decorados son de papel

y las bombillas de colores,

como en un viejo cabaret.

 

A pesar de la mentira

lo que se quedó atrás resulta

soportable

y hasta conviene,

si se compara a veces

con este

País de Nunca Jamás

también llamado

presente.

 

 

18/01/2013 20:00 Puri Novella Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

Autor: Beatriz P.

Siempre merece la pena esperar tus versos, aguardar a que resurjan en medio de todo lo interesante que cuentas, y dejarse atrapar por ellos.

Fecha: 19/01/2013 21:39.


Autor: Shey

Domingo por la mañana, invierno,restos de sueño, café sin azúcar y uno de tus poemas... algo así como calidad de vida ¿no?

Fecha: 20/01/2013 10:36.


gravatar.comAutor: nK

Cada palabra en su sitio, nada sobra, nada falta... el guiño emocional, el "vibrato" cruzando la piel... en este País de Nunca Jamás. Gracias... es mi aportación a tu belleza emocional.

Fecha: 26/01/2013 09:24.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris